Buscar
  • Marina Martín Laguna

Adolescente asesina a sus padres por darle gazpacho para merendar

Tú dices tomate yo digo asesinato


“Los han matado. ¡Los han matado a todos! ¡Asesinos!” gritaba un afectado Matías Lorca, de 14 años, mientras dos agentes de la ley se lo llevaban arrestado por haber asesinado a Luisa y a Pablo.


“Pensábamos que se refería a sus padres. Que no recordaba haberles envenenao con el insecticida y que al ver el panorama se había emparanoiao con que alguien los había matao ¿sabe? Pero en el interrogatorio flipamos… locura… me quedo sin palabras”, comentaba el más joven de los agentes.


Al parecer, cuando Matías decía “los han matado”, se refería a que sus padres habían matado no a uno, sino a 39 de sus mejores amigos. Y no sólo eso, estaba completamente convencido de que los cadáveres estaban en el gazpacho que su padre les había preparado para la merienda.


Puede que fuera por su halitosis crónica o por su carácter introvertido, pero todos coinciden en que Matías jamás tuvo amigos. Entonces, ¿de dónde salieron esos 39 mejores amigos?

El joven llevaba ya unos meses cultivando su propio huerto en el jardín, pero hace una semana, cuando su madre trató de recolectar algunas de las verduras que ya habían crecido, Matías se puso muy agresivo. Una de las vecinas nos cuenta cómo el adolescente empujó a su madre y le dijo que no tocase esas verduras porque eran para sus nuevos amigos: “Le hablaba a las verduras. Se podía tirar horas en el huerto. Una noche, mi marido vio que las lechugas brillaban y ahí estaba el chico, iluminado por lo que mi marido cree que eran larvas de luciérnaga”, comentaba una vecina que no ha querido que publiquemos su nombre.


“Imaginaos toda la creatividad de un niño volcada hacía un mismo sentimiento: La soledad. Matías estaba convencido de que esos insectos que vivían en las verduras de su huerto, estaban realmente hablándole y que eran sus amigos. Su padre no sólo los mató… también intentó que él y toda la familia se los comieran” aclaraba nuestra psicóloga Camila Cortés.


Psicosis o creatividad, no importa qué ángulo queramos adoptar, lo cierto es que hoy, en El Borrao, se ha producido una masacre.

4 comentarios