Buscar
  • Álvaro Valmorisco

El encapuchado de Floridablanca: La broma se convierte en una terrible realidad

Una figura encapuchada aterroriza a los vecinos de la urbanización de Floridablanca en El Borrao

Hace menos de un mes los vecinos de la urbanización Floridablanca de El Borrao denunciaban que, al salir de sus casas por la mañana, se habían topado con decenas de trozos de carne cruda tirados en medio de la calzada. Los vecinos de la urbanización acusaban a los jóvenes de la comunidad de estar gastando una broma macabra, aunque varios testigos aseguraban haber visto a un encapuchado vagar por sus calles, durante la madrugada, sujetando un saco.

Foto cortesía de Racool_studio


Tras no arrojar resultados la breve investigación inicial, a la policía no le quedó más remedio que lanzar un mensaje público solicitando a los responsables que se pronunciasen o se abstuvieran de continuar con esta serie de bromas pesadas. Sin embargo, lejos de detener la aparición de filetes de carne cruda, los avistamientos de esta “figura negra” que -supuestamente- recorría las calles de Floridablanca sembrando morcones en calzadas y patios, no hicieron más que multiplicarse.


El mayor riesgo estaba que en que las mascotas de la comunidad se alimentaran de los pedazos de carne abandonados antes de que esta pudiese ser retirada. Los vecinos temían que pudiese estar envenenada o llena de alfileres -una actividad para nada nueva entre los borrenses- pero, contra todo pronóstico, el riesgo vino de otro lado: las autoridades empezaron a recibir numerosos reportes de ataques de gran virulencia de mascotas de la zona hacia sus dueños u otros vecinos de la urbanización. Al parecer, los animales de Floridablanca comenzaron a comportarse de manera violenta, tras consumir dicha carne.


Hasta el momento, más de veinte gatos y perros y hasta un loro han tenido que ser sacrificados por cuestión de seguridad. Tras analizar los restos de carne parcialmente digerida dentro del estómago de uno de los perros, las autoridades han dictaminado que ésta contiene trazas de ADN humano.


La policía no ha podido identificar con precisión a quién pertenecen los restos, pero la cantidad de carne encontrada y su frescura permiten deducir que la carne pertenece al menos a una víctima diferente cada día, todas ellas asesinadas en escasas horas antes de ser depositadas en las calles de la urbanización. El cuerpo de policía ha iniciado una investigación para tratar de esclarecer el caso y poder dar con un culpable antes de que pueda haber más víctimas.


¿Y tú? ¿Has visto al encapuchado? De haberlo hecho, te rogamos que te quedes en casa y avises a la policía lo antes posible. Si tienes una mascota, procura que no coma nada que pueda encontrar en la calle.



2 comentarios