Buscar
  • Álvaro Valmorisco

ÚLTIMA HORA: Hallada la avioneta estrellada en el lago de El Borrao

Este mismo lunes, 25 de mayo, las autoridades encontraban los restos del aparato en el que supuestamente viajaban Patricia Tudor y su hijo de 15 años de edad, Eduardo

Hace una semana, el 20 de mayo, la oficina de emergencias de la provincia recibía una dramática llamada de auxilio en la que una madre y su hijo eran sacudidos por una tormenta en pleno vuelo. En ella, afirman, una mujer describía una poderosa tempestad de proporciones bíblicas en la que tanto ella como su hijo se veían atrapados. En un principio, los servicios de emergencias creyeron que la llamada de socorro podía tratarse de un error y que, probablemente, Patricia llamaba desde otro punto del país ya que ese día El Borrao lucía un agradable sol de primavera y ni una nube se podía adivinar en el horizonte. Al menos hasta que Patricia se identificó y compartió las coordenadas en las que se encontraban, que remitían directamente a El Borrao. Las últimas palabras de Patricia antes de perder la conexión describían un Borrao azotado por un fuerte huracán que se llevaba casas y puentes por delante como si fueran de papel.


No se supo nada hasta que, un par de horas más tarde, unos jóvenes bañistas llamaban a la Guardia Civil para avisar del accidente de una pequeña avioneta en pleno lago de El Borrao. Para cuando llegaron al lugar, el aeroplano ya se había sumergido por completo en las profundas aguas del lago. Nadie vio salir a ninguno de los tripulantes del aparato antes de que este se sumergiera por completo.


Según el testimonio de Jesús Porosso, marido de Patricia y padre de Eduardo, los dos habían salido, junto con su perrita, llamada Laika, para disfrutar de la inauguración de la nueva fase del estado de alarma y decidieron ir a dar una vuelta en la pequeña avioneta familiar. Patricia fue piloto de aerolínea, aseguraba Jesús, y no duda de sus habilidades a los mandos de dicha avioneta que, comentaba, nunca ha dado un sólo problema y acababa de pasar por un riguroso chequeo técnico. Tras una semana desde el accidente, su única esperanza es encontrar los cuerpos de su mujer e hijo para poder darles un funeral digno.


Este mismo martes, una lancha de la Guardia Civil detectaba la pequeña avioneta a más de 30 metros de profundidad, gracias a su sistema sónar. Un equipo de rescate submarino ya se ha puesto manos a la obra para recuperar los cuerpos de Patricia y Eduardo.


Hoy, El Borrao está de luto y mañana al mediodía se procederá a celebrar una misa por los fallecidos. Patricia Tudor, Eduado Porosso Tudor y Laika; no os olvidamos.



3 comentarios