Buscar
  • Marina Martín Laguna

Ilustres asesinos: Mabel Mata

Una muerte rica en fibra

Fotografía de Mabel Mata con su padre Toñin Mata.

Hoy, en Ilustres asesinos, Mabel Mata, la reconocida cocinera del colegio privado Rosenbaum, arrestada por el asesinato de su marido, Paco Pérez, al que se encontró, parcialmente muerto, en el cuarto de baño de una de sus clientas tras intentar expulsar una hez de más de dos metros de longitud. Así es, Paco Pérez, murió a sus 50 años, sentado en el váter de la casa de Justina Castor, famosa cantante de coplas de El Borrao, de un aneurisma provocado por la terrible presión que tuvo que ejercer sobre su intestino.


Paco, de padre borrense y madre desconocida, era gigoló de noche y profesor de música por el día. Compañero fiel y vecino ejemplar, sus amigos más cercanos cuentan de él que tenía un único defecto, y es que nada ni nadie podía hacer que se saltara el estricto horario que se había impuesto a sí mismo para defecar. Al parecer, el hombre se despertaba todos los días a las 8:23 y ocupaba el baño hasta las 9:07.


Minutos después de su arresto, Mabel confesaba lo siguiente:


La Navidad en la que murió mi madre, ella estaba de fin de semana en nuestra casa. Eran las 8.25 cuando noté que algo raro le pasaba. Entró en nuestro dormitorio como una loca diciendo que el gato comía lechugas en su almohada y que se lo estaba pringando todo con alabanzas al señor, “oh señor, oh señor, qué mondongo… tenedores y sal. Tenedores y sal. Tenedores y sal”… Creo que lo que quería decir es que algo le había sentado mal y que había vomitado en su cama. Oh, Dios, Oh, Dios que me muero… Ayúdame por favor. Ayúdame por favor. Ayúdame por favor… Justó después, se desplomó sobre el suelo. No se movía, así que fui corriendo al baño para pedirle a Pere que nos llevase al hospital, pero no me contestó. Aporreé la puerta lo más fuerte que pude, pero nada. Llamé entonces a emergencias, pero las líneas estaban saturadas. Navidad en El Borrao es una absoluta masacre. Traté de coger a mi madre y bajarla por las escaleras. Pesaba mucho y las dos acabamos cayendo escaleras abajo. Yo me rompí el dedo meñique del pie y ella el cuello. A las 9.07 salió mi marido del baño y me dijo: “Cariño, ¿cómo está tu madre?”.


Mabel Mata aseguraba que dicho incidente no tuvo nada que ver con que decidiera empezar a darle fibra a su marido, tanto en el desayuno como en la cena, y que la ingesta masiva de ingredientes integrales, sin ningún tipo de líquido, le provocase la obstrucción intestinal que acabó desencadenando su muerte.


Las autoridades incluyeron en la investigación a la neuróloga de la víctima, Elena Nieto, como posible cómplice del asesinato, ya que se sospecha que podría haberle proporcionado a Mabel, información sobre el delicado estado de las venas cerebrales de su marido, dándole así la clave para perpetrar el “accidente perfecto”.


Sin embargo, la fiscalía dictaminó que, al existir patologías previas, la fibra no debía ser considerada como causa principal de la muerte, de forma que Mabel fue acusada únicamente de homicidio involuntario. Tras su puesta en libertad, se desconoce su paradero actual.